En carnaval, un gorro muy divertido

sombreros de conejo de Joan Sallas (papel 10x10)

sombreror de conejo de Joan Sallas (papel 70x70)

Con paciencia y un papel sigue estos pasos y conseguirás hacer un gorro de conejo para disfrazarse los deditos y ponerlos a charlar. A los niños les encanta!
Para hacer los mini-sombreritos para los dedos utiliza papel de 10cm por 10cm cortado a la mitad por la diagonal, blanco, de colores o doble faz como el de la foto.

También con un pliego de papel (1m x 0,70m o similar) cuadrado y cortado por la diagonal puedes hacer dos gorros más grandes que podrás ponerte y salir saltando por ahí mientras preguntas: «¿Qué hay de nuevo viejo?»
Toma nota que a los gorros grandes se les deben poner cintas para amarrarlo bajo el mentón y no importará la talla del conejo. Simplemente haciendo un nudo en la cinta y grapándola al papel justo debajo quedará perfecto.
Son muy económicos, sencillos de transportar (simplemente doblados) y la diversión comienza haciéndolos.

PUES, COMENCEMOS:
Empieza marcando los tres dobleces que dividen por mitad los ángulos del triángulo -figuras morada, naranja y rosada-. Luego debes doblar al mismo tiempo los que corresponden a los dos ángulos agudos (a la derecha e izquierda en la foto) lo que dará por resultado un pequeño triángulo sobresaliente en el medio (como una nariz). -fig. verde-

Dobla esta nariz hacia uno y otro lado presiónala contra la mesa y luego dóblala por la mitad hasta tocar la línea del centro. Márca muy bien el doblez, ábrelo y dóblalo de nuevo pero hacia adentro escondiendo «la nariz» debajo de las dos superficies laterales. Sólo quedará asomando un triángulo por debajo de la base del papel  -fig. naranja-. Éste lo debes voltear hacia arriba.

A partir de aquí ya pasamos a la siguiente foto y comenzamos doblando la base (el lado largo) de nuestro triángulo hacia arriba, apenas para tapar el mini triángulo del centro. ¡Ya empiezan a aparecer las orejas del conejo!
Debes presionar bien este doblez pero – CUIDADO – sin llegar a las puntas porque se estropearía la curva natural de las orejas – fig. rosa- .

Paciencia…  ya queda poco:  Voltea la figura y dobla hacia abajo la dos puntas (que se convertirán en las orejotas de nuestro conejo) de manera que queden a la misma distancia a cada lado del eje central -fig. morada- . De nuevo, dobla las orejas hacia arriba por encima del borde inferior del papel a la vez que con el dedo inflas la pequeñas bolsas laterales que se va formando (de color blanco en nuestro papel doble faz) y que después se deben presionar hacia la mesa de abajo hacia arriba a lo largo de los costados exteriores de cada oreja.
¡Sólo nos quedan DOS pasos!
Dobla hacia adentro las dos orejas (como quien cierra las dos hojas de una puerta doble), aparecerá el lado blanco del papel, y final final finalmente… dobla hacia arriba el borde inferior del papel  con lo que quedará listo para abrir el sombrero por abajo y ponérselo. Para que la punta superior de la copa de nuestro sombrero de conejo quede horizontal, te aconsejo hacerle un pequeño doblez en triángulo hacia abajo y presionar al abrirlo. Con todo este proceso ya tendremos un pequeñísimo sombrerito de dedo o un gran sombrero orejón.  

Mucha suerte y feliz carnaval.
El diseño de este sombrero de conejo hace parte de un libro maravilloso de Joan Sallas, dedicado únicamente a sombreros y gorros de papiroflexia.

Esta entrada fue publicada en Actividades en..., Hecho en casa, LeTrAs que nos sirven de inspiración y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *